Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, así como para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios.
Al aceptar nuestros servicios aceptas el uso de las cookies. Aceptar Más información.

LA JUNTA IMPULSARÁ LA MEDIACIÓN PARA TRATAR DE EVITAR DESAHUCIOS

LA JUNTA IMPULSARÁ LA MEDIACIÓN PARA TRATAR DE EVITAR DESAHUCIOS

El 23 septiembre 2013, Publicado por , en Sin categoría, Con 0 comentarios

 

La Fundación Mediara destaca los beneficios de esta alternativa a la vía judicial, como son el abaratamiento de los costes y la reducción de los plazos para la resolución de los litigios.

La Consejería de Justicia e Interior de la Junta, a través de la Fundación Pública andaluza para la Mediación y el Arbitraje (Mediara), impulsará la mediación como una medida extrajudicial para intentar evitar los desahucios, procedimientos de los que sólo en el primer semestre del año se registraron 501 casos en el partido judicial de Sevilla.

La nueva directora de la Fundación Mediara, Pilar Calatayud, explicó a este periódico que muchos desahucios, sobre todo los que se producen entre particulares, no los que se derivan de procedimientos de ejecución hipotecaria, “pueden resolverse con la mediación, porque se trata de una persona que no pueda pagar y de otra que reclama”, por lo que la mediación puede y debe ser a su juicio una “fórmula de resolución de estos conflictos”. El problema, subraya Pilar Calatayud, es que aunque actualmente existen equipos de mediación “no hay una cultura de mediación” y todavía hay “recelos” de profesionales, como los abogados, ante estas medidas al creer que pueden perder clientes. “Hay que cambiar de actitud y de mentalidad, porque no todos los conflictos se deben resolver judicialmente. Hay que cambiar la frase de pleitos tengas y los ganes por la de pleitos tengo y yo los resuelvo”.

Con la mediación, precisa Pilar Calatayud, los ciudadanos ganarían “muchísimo tiempo” y los empresarios ahorrarían dinero, porque los plazos de resolución son más cortos. “El tiempo recomendable de una mediación son tres meses, aunque hay conflictos muy importantes en los que estos plazos se pueden ampliar, mientras que en los juzgados un pleito se puede prolongar durante años”, asevera Calatayud.

A su juicio, “se abusa totalmente de los juzgados” porque a los ciudadanos “parece que le da más garantías la autoridad del juez”, cuando los beneficios son mayores acudiendo a la mediación, porque en estos procesos las partes “se comprometen realmente a lo que pueden cumplir”. Por ello, hay que “cambiar la mentalidad del ciudadano, del empresario y de los trabajadores, para convencerles de que la mediación puede ser la solución” extrajudicial del conflicto.

De ahí la importancia de entidades como la Fundación Mediara que, aunque está adscrita a la Consejería de Justicia, cuenta con un patronato en el que intervienen entes privados como la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), el consejo andaluz de Universidades, el consejo andaluz del Notariado, el colegio oficial de Psicólogos, el consejo andaluz de Colegios de Abogados y el consejo andaluz de Cámaras de Comercio. “La mediación y el arbitraje en materia empresarial es fundamental, porque es una forma de abaratar los costes y es más rápida y justa, porque la Justicia aplica la ley y a veces no puede entrar en los detalles, algo que sí pueden hacer los particulares”, insiste la directora de la fundación Mediara.

El problema es que “aún no llegan casos a la mediación porque muchos ciudadanos tienen miedo, pero el que acude, repite”, afirma Calatayud, que recuerda que este tipo de medidas se están impulsando con proyectos europeos.

DIARIO DE SEVILLA NOTICIA PUBLICADA 16/08/2013

Comentarios desactivados.